UROLOGÍA

Urología Oncológica

La urología oncológica, es la especialidad médica que estudia los tumores benignos y malignos, pero con especial atención a los malignos, esto es, al cáncer. El cáncer de próstata es uno de los tumores malignos más frecuentes en el hombre junto con el de pulmón. En nuestro entorno geográfico la incidencia se encuentra por encima de los 50 casos anuales por 100.000 habitantes. Es raro antes de los 50 años y su porcentaje aumenta con la edad. Actualmente se realiza y aconseja un diagnóstico precoz mediante el screening de hombres asintomáticos a través de la determinación anual del PSA en varones de 50 años o más (o anteriormente si existen factores de riesgo). La detección y el tratamiento precoz aumentan las perspectivas de curación.

 

Cáncer de pene

 

¿Qué es?

 

El cáncer de pene es un tumor poco frecuente en los países desarrollados que se presenta en la piel o en los tejidos del pene. Los pacientes sometidos a circuncisión durante la infancia tienen menos posibilidades de desarrollar un cáncer de pene.

 

Causas

 

Existen diversos factores que pueden influir en su desarrollo como la presencia de fimosis con acumulo de esmegma (secreción que ejerce irritación sobre los tejidos del pene) o antecedentes de verrugas genitales producidas por el virus del papiloma humano (HPV).

 

Síntomas

 

Los pacientes suelen consultar por la aparición de diferentes lesiones a nivel del pene asociadas en algunos casos con dolor en la zona afectada (eritema, úlcera, nódulo..)

 

Diagnóstico

 

El examen físico realizado por el urólogo habitualmente orientará al diagnóstico de esta enfermedad. En caso de dudas se puede realizar una biopsia de la lesión para determinar si es una lesión maligna del pene.

 

Tratamiento

 

 

Cáncer de próstata

 

En TecnoUrology somos expertos en combatir el cáncer de próstata a través de la prostatectomia radical realizada vía LAPAROSCÓPICA. Es una técnica mínimamente invasiva, que conlleva menos efectos secundarios y mejor recuperación del paciente. Nuestro equipo médico, con más de 8 años de experiencia, busca la curación, el alivio y el bienestar del paciente y sus familiares. Para ello, basará su actuación en conseguir un diagnóstico precoz, el empleo de tecnología terapéutica avanzada y un seguimiento prolongado por si fuera preciso nuevas alternativas terapéuticas.

 

¿Qué es?

 

La próstata es una de las glándulas sexuales masculinas. Tiene el tamaño de una nuez y está situada debajo de la vejiga y parte de la uretra, por delante del recto. Su función es la secreción de un líquido blanquecino y viscoso, que se mezcla con el esperma en el momento de la eyaculación. El cáncer de próstata es uno de los tumores malignos más frecuentes en el hombre junto con el cáncer de pulmón. Se desarrolla en la glándula prostática por un crecimiento descontrolado de las células prostáticas.


Cáncer de riñón

El tratamiento de los tumores malignos de riñón se basa fundamentalmente en la CIRUGÍA.

En TecnoUrology practicamos de forma rutinaria, en nuestro centro, la vía LAPAROSCÓPICA mínimamente invasiva. De este modo, conseguimos la exeresis del riñón tumoral o parte de él, con mínimo dolor, mejor recuperación del paciente y menor alteración estética / cicatriz, sin comprometer el pronóstico o la curación.

En las masas renales de pequeño tamaño y en otros casos determinados, disponemos también de amplia experiencia en la ablación con RADIOFRECUENCIA. Se trata de un tratamiento eficaz y con mínimas complicaciones, aunque no llega a los controles que se consiguen con la cirugía.

El Hospital Quirón Bizkaia dispone de un departamento de Oncología Médica de alto prestigio a nivel nacional e internacional, estando a nuestra disposición -por si fuera preciso- otros tratamientos complementarios a la cirugía.

Desarrollo

Los tumores de riñón pueden tener dos orígenes. Un grupo de tumores se origina en la porción del riñón que se encarga de formar la orina y se denomina parénquima. El otro grupo de tumores se origina en lo que se denomina sistema excretor, que es la parte del riñón que tiene la función de conducir la orina desde el riñón hacia el uréter y a través de éste a la vejiga.

Los tumores renales representan el 3% de todos los tumores malignos, aunque su frecuencia está en aumento por el uso tan difundido de estudios por imagen y el aumento de la esperanza de vida de la población.

Son más frecuentes en los hombres que en las mujeres entre los 55 y 65 años.

Tipos

El tumor renal maligno más ordinario es el carcinoma de células claras con diversos grados de malignidad. También nos podemos encontrar con tumores renales benignos, aunque son menos habituales.

Síntomas

Aunque el cáncer de riñón puede adquirir un gran tamaño sin ofrecer síntomas, algunas formas de presentación son:

-          La hematuria (sangre en la orina)

-          El dolor, que puede ser a nivel lumbar o en el abdomen. Se caracteriza por una sensación de pesadez o de opresión sobre la zona afectada

-          La palpación de una masa en el abdomen

Diagnóstico

Con la ecografía y la tomografía computerizada se llega a un diagnóstico de certeza en la mayoría de los casos.

Tratamiento

El tratamiento de los tumores malignos del riñón se asienta fundamentalmente en la cirugía, bien convencional a cielo abierto o por vía laparoscópica.

-          La vía Laparoscópica. Consiste en la exeresis del riñón tumoral o parte de él, a través de pequeños orificios en la piel, lo que comporta menos dolor, mejor recuperación y menos alteración estética. Esta última es la que practicamos rutinariamente en nuestro centro, habiendo demostrado el mismo control de la enfermedad que las técnicas de exeresis a cielo abierto.

-          La nefrectomía radical y parcial. Consiste en extraer todo o parte del riñón conjuntamente con la grasa que lo rodea.

-          Quimioterapia y radioterapia. La eficacia de estos tratamientos complementario son limitadas. Aunque actualmente existen perspectivas crecientes en cuanto al tratamiento sistémico con nuevas dianas terapéuticas moleculares como los inhibidores del mTOR y terapias antiangiogenicas (Ac monoclonales dirigidos contra el VEGF e inhibidores de la actividad tirosin Kinasa).

 

Cáncer de testículo

¿Qué es?

El cáncer de testículo es un tumor maligno que se origina en las células del testículo. Esta enfermedad afecta, habitualmente, a varones jóvenes entre 25 y 30 años. Representa alrededor del 1% de los cánceres del hombre y es el más frecuente de los tumores sólidos que aparecen en adultos jóvenes.

Síntomas

La forma más común de presentación constituye un aumento del tamaño del testículo o un aumento de la dureza o consistencia del mismo. En algunos casos puede aparecer dolor leve o sensación de peso a nivel del testículo afectado. En otras ocasiones, los pacientes no presentan ningún síntoma y son diagnosticados casualmente durante la realización de un examen físico por otras causas.

Diagnóstico

  1. Ante la aparición de algunos de los síntomas mencionados, el urólogo realizará la evaluación clínica correspondiente.
  2. Si se sospecha que puede existir un tumor de testículos, se realizará una ecografía para obtener información acerca de las características de la lesión.
  3. También se solicitará un análisis de sangre para determinar la presencia de valores aumentados de sustancias denominadas marcadores tumorales (beta HCG, alfafetoproteina, LDH .

Tratamiento

El cáncer de testículos es uno de los tumores con mayor porcentaje de curación del organismo. Existen varios tipos de tratamientos:

-          Quirúrgico. Es necesaria la extirpación quirúrgica del testículo afectado (Orquiectomia) Esto no implica perdida de virilidad, ni infertilidad.

-          Otras terapias. Se utilizan la radiación y la quimioterapia para prevenir que se extienda el cáncer a otras partes del cuerpo, así como para combatirlo si ha comenzado a extenderse.

En ocasiones es recomendable realizar criopreservación de semen ante la posibilidad de que se afecte la fertilidad.

Es muy importante que los pacientes con cáncer de testículo sean controlados cada 2 ó 4 meses durante el primer año para detectar precozmente la reaparición del tumor.

Cáncer de Vejiga

TECNOUROLOGY dispone de la tecnología necesaria para ofertar un tratamiento integral del cáncer vesical (Resección transuretral, Cirugía. QT y RT), con protocolos de seguimiento precisos para poder detectar nuevas lesiones y/o, si fuera preciso, iniciar el tratamiento complementario a la cirugía mediante QT o Inmunoterapia intra-vesical.

¿Qué es?

El cáncer de vejiga representa el 2% de todos los cánceres. Es el cuarto en frecuencia en el varón y el noveno en la mujer. Es más frecuente en los países industrializados. El consumo de tabaco es el factor de riesgo individual más fuerte y la causa subyacente de, al menos, la mitad de todos los casos. La vejiga es un órgano hueco que se encuentra en la parte baja del vientre y cuya función es almacenar la orina. Al igual que todo el aparato urinario, está recubierta por dentro por una capa de células llamadas células transicionales. El cáncer de vejiga, en el 90% de los casos, se trata de un cáncer de células transicionales.

Tipos

La pared de la vejiga está formada por tres capas que se llaman mucosa, submucosa y muscular. Diferenciaremos entre tumor superficial cuando afecta a la mucosa o submucosa y tumor infiltrante cuando afecta al músculo.

Síntomas

No existe una sintomatología especifica en el cáncer de vejiga, aunque la mayor parte de las veces se detecta por la presencia de sangre en la orina. También pueden presentarse otros síntomas como el aumento de la frecuencia miccional, urgencia para orinar, ardor al orinar y dolor o molestias en la parte baja del abdomen.

Diagnóstico

-          Citología. Examen microscópico de la orina

-          Ecografía Abdominal. Permite valorar la presencia de un tumor en la vejiga

-          Cistoscopia. Consiste en introducir un instrumento en el interior de la vejiga, permitiéndonos visualizarla de forma directa

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de vejiga dependerá de hasta donde se haya extendido en la pared de la vejiga y en el resto del cuerpo.

  1. Resección transuretral de vejiga. Consiste en la eliminación del tumor mediante un aparato que es introducido en la vejiga, cortando y coagulando la zona donde asiente el tumor. Tratamiento indicado si el tumor está localizado.
  2. Cistectomía Parcial. Se extrae la parte de la vejiga donde se encuentra el tumor. Se practica cuando el cáncer se encuentra limitado a una zona de la vejiga.
  3. Cistectomía Radical. Se extrae la vejiga y el tejido que la rodea. Tratamiento indicado si el cáncer es infiltrante.
  4. Radioterapia. Emplea radiaciones X de alta energía para destruir las células cancerosas.
  5. Quimioterapia. Consiste en el empleo de medicamentos para destruir las células cancerosas diseminadas. Es complementario a la cirugía bien transuretral o radical.