UROLÓGIAS

Urología de litiasis

La litiasis urinaria, también denominada urolitiasis o nefrolitiasis, es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres, vejiga).

El objetivo primordial del tratamiento es aliviar el dolor, facilitar la expulsión del cálculo e inhibir la formación de nuevos cálculos. Cuando la piedra alcanza ciertas dimensiones, normalmente cálculos mayores de 2 cm se precisan técnicas endoscópicas ENDOUROLOGÍA. (Conjunto de técnicas endoscópicas que permiten el acceso endoscópico al la vía urinaria alta, uréter y cavidades renales).

Tecnourology posee amplia experiencia en técnicas endourológicas y dispone de la más moderna tecnología para llevarla a cabo con éxito.

 

Calculo / Litiasis urinaria

 

¿Qué es?

 

La litiasis urinaria, también denominada urolitiasis o nefrolitiasis es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres, vejiga).

Los cálculos renales se componen de sustancias normales de la orina, pero por diferentes razones se han concentrado y solidificado en fragmentos de mayor o menor tamaño.

 

Cuando la piedra alcanza ciertas dimensiones (normalmente cálculos mayores de 2 cm) se precisan técnicas endoscópicas precisas que permiten el acceso endoscópico a la vía urinaria alta, uréter y cavidades renales. Tecnourology posee amplia experiencia en técnicas endourológicas y dispone de la más moderna tecnología para llevarla a cabo con éxito.

 

¿A quién afecta?

 

Es una afectación frecuente que afecta a más del 10% de la población, en edad media de la vida y más frecuentemente a los hombres.

La alta frecuencia de la enfermedad litiasica (prevalencia del 4,5% con un 40-60% de recidivas), el manifestarse habitualmente como crisis agudas de dolor “difícilmente olvidables” y el impacto de los cálculos en la función renal; convierten a esta entidad urológica en una de las más importantes dentro de nuestra especialidad, generando un número elevado de consultas médicas e ingresos hospitalarios.

 

Síntomas

 

El dolor típico en la fosa renal y en el flanco del lado afecto con irradiación a los genitales es la presentación clínica más frecuente. El dolor se origina por el aumento de la presión y la consiguiente dilatación del riñón y del sistema colector. Suele comenzar en forma súbita, alcanzar a los 30 minutos su máxima intensidad y luego permanece constante, con algunos intervalos de intensificación dolorosa.

La hematuria, la polaquiuria, las nauseas y el vómito son otras manifestaciones del paso de los cálculos. Algunas veces pueden asociarse síntomas de infección; en otras, el paciente puede tener poco dolor o permanecer asintomático.

En casos especiales puede presentarse como un cuadro grave sistémico de origen infeccioso que requiere medidas especiales de tratamiento ante el riesgo vital que representa.

 

Diagnóstico

 

Es necesario saber la situación y tamaño de los cálculos, su composición y la posible existencia de enfermedades que se asocien a su formación.

La situación y el tamaño del cálculo se valora mediante:

La composición de los cálculos expulsados se realiza mediante análisis específicos. La presencia de enfermedades asociadas se realiza posteriormente y dependiendo de la composición de los cálculos

 

Tratamiento

 

El objetivo primordial del tratamiento es aliviar el dolor, facilitar la expulsión del cálculo e inhibir la formación de nuevos cálculos. El alivio del dolor puede lograrse con antiespasmódicos, opiáceos, meperidina o morfina, ya que tienen excelente acción analgésica. En la mitad de los casos el cálculo se expulsa antes de 15 días, y en la mayoría antes de los 2 meses.

Cuando un cálculo renal o ureteral se considera que no va a ser expulsado espontáneamente se debe adoptar una estrategia terapéutica intentando solucionar el problema con la menor agresividad posible